top of page
  • Writer's pictureSofi

Lecciones de un viaje

Hace dos semanas llegué a Salt Lake City, UT, después de 22 años. Esta vez sin Nane y mi mamá que me acompañaran.


(Para ponerlos en contexto, conocimos Utah gracias a una beca que me gané a los seis años en la escuela, una beca de tres semanas para reforzar mi inglés. Mi mamá y Nane me acompañaron en ese entonces; Nane tenía apenas 4 meses. Casualmente, mi Tia Geral vivía en Utah así que también fue una oportunidad para visitarla y pasar tiempo en familia.

Años después, mi abuela se convirtió en ciudadana americana y se fue a vivir con ella; viniendo a Honduras a visitar por unos dos o tres meses cada año. Sin embargo, debido a la pandemia, mi abuela no ha podido venir, así que la única manera de verla ahora es yéndola a visitar)


Bien, ya con el contexto aclarado, podemos seguir.


Este fue mi primer viaje sola en tres años y me dejó algunas lecciones que hoy quiero compartir con ustedes:


· La vida comienza a los 20, 53, u, 86 años. Con cada día viene una nueva oportunidad y se vale empezar de cero las veces que sea necesario.

· El amor es como una mariposa, entre más lo persigues, más se escapa. Es cuando menos lo esperas que viene tocando tu puerta y de formas inimaginables.

· Un buen sentido del humor a veces nos salva vida; y más aún cuando podemos reírnos de nosotros mismos, we’re human after all.

· Todos tenemos problemas, muchos más de los que nos atrevemos a comentar. Solo porque alguien los maneje bien no significa que no le duelen.

· Los demás, familia y amigos, ven y verán las cosas desde su perspectiva, desde su historia, pues es desde el único lugar que lo pueden ver, y eso NO tiene nada que ver con nosotros.

· A veces solo necesitamos ser escuchados. No necesitamos consejos o que nos digan que hacer, solo necesitamos saber que el otro está ahí.

· Los abrazos tonifican, restauran, reconfortan, y más si vienen de la abuela.

· Las cosas buenas se disfrutan más cuando se comparten; esto aplica a todo.

· Cuán importante es tener un hobby. Va a llegar un momento en qué ese hobby pueda ser lo único que tengamos en nuestra vida.

· La felicidad está en las pequeñas cosas, en dejarnos maravillar por lo ordinario: el olor a café, el sonido de la lluvia, el calor de un abrazo, la vista de las montañas.

· Menos, es más. De que nos sirve llenarnos de cosas grandes, extravagantes y lujosas, si en el afán de mantenerlas, perdemos la capacidad de disfrutarlas.

· La naturaleza es increíble y es una de las más grandes maestras. Constantemente nos recuerda que todo fluye, todo pasa, todo cambia.

· El amor no es posesión. Es permitir que el otro sea lo que quiere ser, aunque no nos guste.

· Mi ocupación NO me define. Hoy puedo estar dando consulta, mañana puedo estar dando clases de yoga, y en 10 años puedo estar ayudando en un bar, y no pasa nada. Mi identidad y esencia va más allá de lo que hago.

· Perder nuestro sentido de independencia y autonomía es como morir en vida. No se nos puede olvidar que la vida es nuestra y a quien tiene que agradar es a nosotros.




 

Si te gustó, ¡compártelo!

Recent Posts

See All

Comments


bottom of page