top of page
  • Writer's pictureSofi

No hay errores

Ayer finalicé un curso sobre el uso de las artes dentro del proceso de sanación. Fue toda una experiencia de la que no puedo parar de hablar (pregúntenle a Daniel) así que quiero compartir algunos insights que tuve con ustedes.


Me considero muy afortunada de haber estado inmersa en las artes desde muy pequeña, sin embargo, descubrí que como el vehículo había sido ballet, un arte en el cual se valora mucho la perfección y estructura, de alguna forma generalicé estos conceptos para los demás tipos de arte. Me llenaba de frustración ver que no tenía la facilidad para tocar un instrumento o para dibujar. Good enough no era suficiente, así que simplemente decidí que eso no era para mí. Aun con el baile me tomó mucho trabajo descubrir que podía salirme de la estructura e improvisar pues estaba condicionada a tener dirección y seguir instrucciones.

Ahora sé que no hay errores dentro del proceso creativo, que vamos creando según lo sintamos y eso está bien. Todos llevamos un artista en nuestro interior, solo que con el tiempo, los condicionamientos, y las creencias limitantes, lo hemos ignorado al punto que puede que esté dormido y apagado.


Tú que crees que no puedes dibujar o que no puedes bailar, prueba. Haz trazos que te parezcan bonitos a ti, muévete según lo sientas y ya, ya estás creando. Observa cómo se siente. Verdad que se siente como que estás vivo y al mismo tiempo hay una vocecita dentro de ti que puede que te diga, “no lo estás haciendo bien”, “no es así.” No la escuches, enfócate en lo que estas sintiendo, en cómo te expandes, en cómo te haces más liviano. Es en ese proceso que vamos sanando, transformando nuestras dolores, frustraciones, preocupaciones, y apatías en obras impresionantes; no necesariamente por lo que se aprecia en la obra como tal, sino por el trabajo interno que hay detrás y la forma en que la pieza lo comunica. Así como no hay errores en el proceso creativo, el proceso de sanación tampoco es lineal. Hay días mejores que otros y no pasa nada.


Hoy te invito a que pruebes incorporar una forma de arte en tu vida. Puede ser cualquier cosa, desde pintar una mándala hasta decorar tu jardín. Date esa oportunidad. Date ese tiempo para ti. Ya verás cómo poco a poco va teniendo efectos positivos en tu estilo de vida. Creámoslo, llevamos dentro de nosotros, el poder de crear y sanar. Esto no quita que podemos necesitar ayuda en el proceso, pero todo vuelve a nosotros, las herramientas ya las tenemos, solo debemos de aprender a utilizarlas.


Repite conmigo, (las veces que lo necesites):


“Llevo dentro de mí el poder de crear y sanar.”

“Llevo dentro de mí el poder de crear y sanar.”

“Llevo dentro de mí el poder de crear y sanar.”

…..




 

Si te gustó, ¡compártelo!

Recent Posts

See All

Comments


bottom of page