top of page
  • Writer's pictureSofi

No todo va a estar bien

Estas últimas semanas han sido un poco abrumadoras. He tenido momentos en los cuales, de tanta cosa que tengo que hacer, se me olvida respirar y encontrarme conmigo misma. También me ha inundado el sentimiento de culpa porque el tener tanto trabajo me tiene bastante cansada y escucho como los demás siempre están diciendo: “no hay que quejarse”, “el trabajo en estos tiempos es una bendición”, “hay que hacerle ganas.” Y sí, es cierto, estoy de acuerdo con eso, pero al generalizar de esta forma, pasamos por alto las realidades de otros y sus prioridades, minimizando como se sienten.


Creo que hasta cierto punto, todos nos hemos sentido incomprendidos durante esta pandemia. Se dice que "Todos estamos en un mismo barco" o el famoso "Todo va a estar bien" que asedia San Pedro Sula. Cuanta falsedad y condescendencia hay detrás de estas frases. Si, estamos viviendo una misma situación, pero cada uno desde una realidad diferente, llena de oportunidades y amenazas muy particulares.


Mucha gente constantemente se siente triste y preocupada y se cuestiona por qué se siente así, después de todo tienen un trabajo, tienen un hogar, no les falta alimento, ningún miembro de su familia está enfermo, sus amigos están bien…entonces "no hay razones" para sentirse de esa forma. Al invalidar nuestros sentimientos, llegamos a luchar contra ellos y esto solo los agrava.


En mayor o menor medida TODOS hemos perdido algo durante este tiempo, desde las pérdidas más obvias como los trabajos o familiares/amigos, hasta pérdidas más indirectas pero igual de impactantes como ser nuestra libertad, nuestra seguridad, el contacto físico con los demás…entre otras, la lista sigue...y para rematar no tenemos certeza de cuanto tiempo seguiremos así...


Entonces sí, yo hoy quiero compartirles que me he sentido abrumada, cansada, fatigada…no solo de tanto COVID-19 y la situación en nuestro país, pero de tanto trabajo y responsabilidades. Y no me estoy quejando, simplemente estoy reconociéndolo, sabiendo que al hacerlo puedo entenderlo y hacer algo al respecto.


La próxima vez que alguien nos quiera compartir su situación, realmente tratemos de escuchar más y juzgar menos. Encontraremos que cada persona tiene batallas y que solo porque no sean como las nuestras no significa que no son válidas ya que así como nos cuesta lidiar con ellas, a ellos también.


 

Si te gustó este escrito y crees que puede interesarle a alguien, por favor compártelo.

Recent Posts

See All

Wish

Comentarios


bottom of page