top of page
  • Writer's pictureSofi

Lo que no sirve, se bota

Como ya lo he compartido con ustedes, recientemente me mudé. Bueno, ya hace dos meses. Es increíble cuanta cosa habíamos acumulado con Daniel en dos años y para sorpresa de muchos, Daniel resultó más acumulador que yo.


Recuerdo que cuando vivía donde mis papás, mi mamá siempre andaba arreglando la casa y decía: “lo que no sirve, se bota”; una frase que fue tomando más sentido con los años y que he llevado conmigo a distintas áreas de mi vida. Ojo, también soy de las que cree que hay cosas que pueden arreglarse. De hecho, cada vez que algo se quiebra (literal y figurativamente hablando), buscó pegarlo nuevamente. Sin embargo, hay cosas y/o situaciones que aunque las tratemos de pegar, simplemente no funcionan y es aquí donde sabemos que es tiempo de soltarlas.


Con el día a día, somos poco conscientes de cuantas cosas acumulamos que en realidad no aportan ningún valor a nuestra vida. Mudarme fue toda una experiencia, no solo porque era mi primera vez, sino porque aprendí a desprenderme de tantas cosas materiales que en realidad no necesito. Durante las primeras semanas le trataba de buscar puesto a varias cosas y simplemente no cabían, por lo que terminaba diciéndole a Daniel que se las llevará. El me preguntaba cada vez si estaba segura de mi decisión.


El soltar y dejar ir implica una renovación; es increíble el trabajo interno que esto provoca. Hoy los invito a que arreglen esa gaveta, ese escritorio, ese closet, el espacio que sea para ustedes, y lo que no sirva, bótenlo. Así de fácil. Luego, déjense llevar por lo que hay detrás de esto…revisemos nuestros pensamientos, nuestras creencias, nuestros sentimientos, y lo que no sirva, dejémoslo ir.


Aprendamos a vivir con menos, recordemos que en la simpleza se encuentra la belleza, y busquemos tener cerca aquellas cosas, personas, situaciones, aficiones, que realmente aportan valor a nuestra vida.


 

Si te gustó, ¡compártelo!

65 views

Recent Posts

See All

Wish

Comments


bottom of page