top of page
  • Writer's pictureSofi

Las redes sociales y su costo

Les voy a ser honesta. He estado resistente a escribir este blog post. Es un tema con el que me las he tirado de la fortachona y eso me ha pasado factura.


Las redes sociales son increíbles (hay pacientes que no serían mis pacientes si no hubiese sido por mis redes) pero también tienen un costo importante en nuestra salud mental. Por más consciente que las usemos, siempre tendrán un costo.


Recuerdo que cuando inicié mi presencia digital decidí que lo haría lo más consciente posible para cuidarme. Y honestamente creo que, de alguna manera, lo he logrado. ¿Cómo? Bueno para contarles un poco, no paso pendiente de quien me da o no like, de quien mira o no mira mis stories. De quien me ha dado follow o unfollow.


Trato de ver el contenido y sus insights de forma general.


Siempre que subo algo trato de recordarme que lo hago por y para mi primero. Y de desprenderme del resultado. Eso me funciona la mayor parte del tiempo, pero sigo siendo un ser humano y les estaría mintiendo si les digo que siempre lo tengo bajo control.


Invierto mucho esfuerzo en mi contenido y a veces le va muy bien, otras no tanto. Y es cuando no le va bien que es muy fácil caer en ese espiral de que pude haber hecho más, de que para que sigo haciendo, que a nadie le importa, que lo que hago no tiene impacto, etc.


Y es en esos momentos donde simplemente nuestra mente se escapa de nuestras manos y nos lleva a lugares muy oscuros. Aquí donde me leen, el fin de semana caí en ese espiral, llegó un punto donde pensé seriamente en cerrar todas mis redes.


Mi valor no está en la cantidad de followers, en la cantidad de views, comments, shares o saves.

Mi valor va mucho más allá de eso.
Mi valor no depende de los demás.

Pero no puedo negar que, por mi personalidad, me siento más plena cuando me estoy expresando, cuando estoy compartiendo y por eso mi afán de seguir creando para ustedes.


Así que, si estás leyendo esto, si me seguís en alguna red social, si has interactuado con mi contenido, GRACIAS. No tenes idea lo mucho que significa para mí; porque, aunque lo hago para mi primero, saber que lo que estoy haciendo está influyendo para bien en alguien más no tiene precio.


Al final, de qué sirve tener los conocimientos si no se ponen al servicio de los demás.



 

Si te gustó, ¡compártelo!

Recent Posts

See All

Perdida

Comments


bottom of page