top of page
  • Writer's pictureSofi

Showing up for myself

Hoy ha sido un día de locos.

Literalmente desde las 6:40 a.m. que Daniel me levantó para irlo a dejar al trabajo no he parado. Mañana me voy de viaje y yo no sé ustedes, pero el día antes de un viaje siempre es estresante. O quizás soy yo que lo hago estresante.


Anyway, tenía planeado escribir el blog post de esta semana anticipación, pero por mil razones no pude. No tuve tiempo. Me corrijo, no me hice el tiempo.


De hecho, ahorita que estoy escribiendo prácticamente me obligue a hacerlo, ojo no me estoy quejando. Yo disfruto mucho escribir y expresarme de esta manera, pero me refiero a que antes de ponerme a hacerlo, me estuve cuestionando y poniéndome mil excusas.


“Ya no me da tiempo”

“En una hora tengo que dar clases de ballet”

“Lo tenía que haber hecho antes”


Sin embargo, aquí estoy. Contra corriente. No se siente como lo más cómodo del mundo, pero si se siente bien. Saben ¿por qué? Porque estoy cumpliendo conmigo misma.


Todo el día se trató de cumplir con los demás de alguna manera. Cumplir con Daniel al irlo a dejar. Cumplir con mi horario de trabajo por la mañana. Cumplir con el banco en ir a realizar unos pagos. Cumplir con los familiares que voy a ver, comprando cosas que llevarles. Cumplir con mis pacientes de la tarde. Cumplir cumplir cumplir.


No me mal interpreten. Todo lo anterior lo hice y hago con gusto. Y decidí conscientemente hacerlo. Pero sabía que tenía que hacer este blog post para cumplir conmigo misma.


Constantemente nos comprometemos con otras personas para hacer x o y cosa. Y es tan fácil cumplirles. No sé si porque queremos mantener palabra o porque queremos complacer. Puede haber tanto detrás pero no nos vamos a meter en eso. El punto es que si nos comprometemos con un familiar, un amigo, el jefe, un compañero, usualmente lo hacemos, pero cuando se trata de nosotros mismos no lo vemos tan urgente.

¿Por qué?


Yo sí puedo esperar, pero los demás no. Cuando en realidad debería ser al revés.


Asi que aquí estoy. Showing up for myself y por ustedes que esperan todos los miércoles un nuevo writing. Quizás no es el mejor blog post, pero eso no importa, basta con show up, basta con cumplir mi palabra.


Tomen este escrito como un recordatorio de incluir en sus agendas y to-do lists actividades para ustedes.

El día tiene 24 horas; de esas 24, 8-9 se van en el trabajo (siendo optimistas) Creo que podemos hacer al menos 30 minutos para hacer algo por nosotros. Lo necesitamos.




P.D. Ahorita vi el tiempo y escribir esto me tomó 15 min; se puede percibir como poquito pero en este día caótico estos 15 min son oro puro.

 

Si te gustó, ¡compártelo!

39 views

Recent Posts

See All

Yo soy yo

bottom of page