top of page
  • Writer's pictureSofi

5 cosas que le diría a la Sofi de 20 años

1. No hay prisa


En serio. No estas corriendo una carrera. No tenes que graduarte en cuatro años o menos de la universidad. Disfruta. Tampoco necesitas una maestría o una especialidad para “ser alguien”. Graduarte de la escuela, entrar a la universidad y estar estudiando ya es un logro suficientemente grande para celebrarlo. Aparte hay muchas cosas más que también son importantes: tu familia, tus amigos, tus hobbies. Dejá de pensar que esperan los demás y contestá esta pregunta: ¿Qué querés vos?


2. Está bien dudar


Está bien cuestionar tu carrera y que te interesen otras cosas. Está bien hacer de tus pasiones nuevas ocupaciones. Está bien cuestionar que querés para tu vida, de donde vienen esos anhelos, si son realmente tuyos o no. Está bien creer haber querido algo que ahora ya no querés. No existe una verdad absoluta y es necesario escuchar otras opiniones para enriquecer las tuyas, especialmente cuando son diferentes. Se vale cambiar de opinión, se vale empezar de cero y no le debes explicaciones a nadie.


3. La gente viene y va


Tus amigos de este momento puede que no sean tus amigos en unos años y esto está bien. Cada persona que entra a tu vida llega con un propósito y a veces ese propósito es temporal. No tiene que ver contigo ni con la otra persona. No es personal. Y si, va a haber gente que va a permanecer y también te vas a encontrar gente nueva increíble en el camino. Take them as they come, con libertad, sin apegos. Quita los labels de “mejor amigo” que solo colocan injustamente expectativas sobre los demás.


4. Tus papás también son seres humanos


Si, por muy invencibles o fuertes que se vean, tus papás siguen siendo de carne y hueso. Ellos también sangran si se cortan, ellos también se enferman y se cansan. Tus papás también tienen heridas y es más difícil para ellos trabajarlas pues fueron criados en una sociedad que minimiza la salud mental y la consciencia. Las acciones de tus papás no tienen nada que ver contigo y todo que ver con ellos y lo que están procesando en ese momento. Otra vez, no es personal. Así como con los amigos, quita toda expectativa de tus papás y disfrútalos, así como son.


5. Querete, querete mucho


Al final del día la única persona que se va a dormir con vos (incluso cuando durmas acompañada) vas a ser vos misma. No vas a poder hacer todo siempre y that's okay. Normaliza pedir ayuda, normaliza pedir disculpas, normaliza expresarte. Tus emociones, tus errores, tus desaciertos no te quitan valor; al contrario te enseñan tanto. Make your mind a nice place to be. Así como tratas de bien a tus amigos, tratate bonito, con cariño y con compasión. Deja de buscar afuera lo que solo vas a encontrar dentro y cuando te entre la duda, escógete a vos, siempre. Querete mucho Sofi porque te vas a necesitar.





 

Si te gustó, ¡compártelo!

Recent Posts

See All

Comentarios


bottom of page